Entrevista a Elena Plaes; mujer, doble madre, doula, artista, escritora, maquilladora, Holistic Belly Painter, eterna buscadora.

 

Elena, un placer contar contigo y ser de las primeras entrevistadas, por el tiempo que llevamos andando juntas, podría decir muchas cosas de ti, pero me gustaría que te presentaras tu :

Primero agradecerte la entrevista, es un placer que cuentes conmigo y un placer conocerte y que formes parte de mi Círculo de mujeres de confianza.

Pues podría empezar diciendo algo tan típico/tópico, como que la maternidad me cambió, y así es. Fui madre joven, con 23 años, de manera bastante consciente y deseosa, dejé de lado mi formación académica y mi crecimiento personal y profesional para criar durante dos años completos antes de volver a trabajar… Al estar sola en ésto, sin amigas ni familiares que estuvieran pasando por lo mismo, se hizo bastante duro, aunque las ganas y la juventud hicieron que no me plantease demasiado los pros/contras de cada acción que tomaba y simplemente lo hacía, pensaba “Vale, ésto me funciona, ésto no me gusta, ahora necesito tal o cuál, ¿el niño está bien? Adelante, ¿yo estoy mal? mmm ¿qué pasa?”… Además tuve un “bebé trampa”, de los que comen, duermen y crecen la mar de bien, apenas se enferman, sonríen, tienes pataletas pero las justas como para no desquiciarte… Eso o simplemente yo fluía mejor.

A los cuatro años de dar a luz por primera vez, volví a quedarme embarazada… ¡JA! Ya no iba a ser tan fácil… Desde el minuto cero empecé a cuestionarme la experiencia de mi parto anterior, la crianza con mi hijo, la alimentación, la educación… TODO lo que había hecho y lo que debía hacer. Así que empecé a investigar, a informarme y empoderarme, y volverme un poco majara también todo sea dicho, con tantas teorías y dogmas. Finalmente todas las semillas que había ido recogiendo las empecé a plantar por aquí y por allí hasta que una amiga me hizo llegar la información para una Formación de Doulas de Embarazo, Parto y Post Parto y allí acabé. La crianza de mi hijo pequeño fue más dura por múltiples motivos: su salud, mi soledad, dos hijos no son uno… y me ha llevado a replantearme muchas creencias que habían sido impuestas con el paso de los años y poco a poco a creer más en mí y en los demás.

En medio de la Formación tocamos el tema del Duelo Gestacional y algo resonó profundamente en mí, algo que estaba dormido pero que seguía latente. Yo empecé estudios de Filosofía en la Universidad movida por un anhelo extremo sobre el conocimiento, saber más y más y más… El tema de la Muerte siempre presente, ¿qué sucede?, ¿cómo sucede?. Siempre me había fascinado la parte más poética, el sentimiento, y me di cuenta de que me aterrorizaba, como a todos, acercarme a la parte tangible, a la experiencia de la Muerte física… Pensé: ¡Estoy completamente desarmada cuando llegue! Así que hice una Formación de Doulas para acompañar el Duelo y la Muerte, en un principio por una búsqueda de sosiego personal y, finalmente para integrarlo en mí y que forme también parte de mi trabajo.

Me costó horrores aceptar que quería dedicarme a las dos, pero enseguida me di cuenta de que la una sin la otra en mí no tienen sentido, son experiencias cercanas a la Unidad y son inseparables.

En medio replanteé mi profesión como maquilladora de más de diez años, tuve un parón a nivel profesional, necesitaba llevar el maquillaje a algo más allá que los cánones establecidos en nuestra sociedad actual (trabajaba cine, televisión, moda, novias…) así que investigué las Teorías del Color de Goethe, la cromoterapia, y me empapé de artículos, libros y documentales sobre el uso de la pintura corporal en tradiciones ancestrales y lo llevé del lado de la feminidad, de la sanación y reivindicación de nuestros cuerpos; y actualmente lo combino todo un poco… Y más cositas que están gestándose que tienen que ver con lo artístico, pintura y escritura alrededor de la feminidad, y tengo una web con blog que voy actualizando cuando puedo.

 

Hay muchas personas que desconocen la figura de Doula EOL, nos puedes contar un poquito más acerca de esta figura, y como realizas estos acompañamientos.

Pues en esencia es parecida a la figura de la doula en embarazo, parto y post parto. Acompaño a las personas que están en proceso de muerte, enfermos terminales o personas mayores que van acercándose al final de sus días. Es un soporte emocional, compatible con cualquier creencia o religión, ya que aunque yo pueda tener mis propias creencias espirituales, al trabajar me pongo a servicio de la persona que tengo delante respetando sus cultos. La doula EOL (término anglosajón que significa End Of Life) también da herramientas a los familiares para que sepan cuáles son sus derechos con respecto a su familiar en caso de hospitalización o si quieren que pase sus últimos días en casa, entre otros asuntos. También acompaño en el proceso de duelo después de pérdidas o incluso en el mismo tránsito a la muerte si la persona o los familiares así lo desean. No ejerzo ningún tipo de función sanitaria, es soporte emocional, cuidado básico físico mientras estoy con la persona en tránsito y apoyo espiritual.

 

Uno de tus acompañamientos que más me gustan, y que recomiendo a todas las mamás que acompaño en el nuevo embarazo después de una pérdida, es el Holistic Bellypainting, nos puedes contar en qué consiste??

Holistic Belly Painting nace al acabar mi formación como doula. ¡Después de diez años como maquilladora jamás se me había ocurrido pintar a una embarazada! Cuando me quedé embarazada de mi primer hijo le pedí a mi pareja que me pintara (él es tatuador y artista plástico), pero luego no se me ocurrió hacérselo a mis amigas ni ofrecerlo como parte de mi trabajo… De hecho es una parte del maquillaje que renegué y huí de ella bastantes años… ¡para que haya acabado siendo mi pasión! Estas cosas suelen pasar… Se fue dando sin más, con mucho respeto empecé a investigar y quise darle una vuelta de tuerca, llevarlo más allá de lo estético para que fuera una herramienta de vínculo, sanación… Investigué sobre la importancia de la pintura ritual corporal incluso en sociedades primitivas, en ritos indígenas, culturas ancestrales, en Oriente u Occidente, y después empecé a vincularlo con teorías del color y cómo utilizarlo para potenciar determinadas emociones. Las sesiones varían en función de diseño y la zona a pintar (sólo barriga o también el pecho), unas 2-3 horas de media, y varían dependiendo de la mujer y el clima que surge… hacemos una pequeña meditación, alguna dinámica de conexión con el bebé… Yo prefiero estar sola con ella, sobretodo en mujeres que no se permiten ese espacio en su vida diaria, ya sea por trabajo o resistencias propias, pero pinto también con sus parejas presentes, que a veces hacen fotos aunque suelen captar el clima de la sesión y desaparecen largos ratos (eso o se aburren como ostras jajajaja), alguna vez también con los hijos mayores que al final suelen participar, pero realmente a mí gusta que por lo menos se procuren una horita a solas con las sensaciones de la pintura porque si no pierde bastante significación. La idea es darle espacio consciente a ese nuevo bebé que está por llegar.

 

( Foto de Umamifotografia)

También ofrezco ceremonias Blessingway, que son rituales para apoyar y dar fuerza a la mujer en el parto, al contrario que el baby shower donde se hacen regalos materiales a la embarazada y al bebé, en estas ceremonias nos centramos en lo espiritual y emocional. La mujer escoge entre las mujeres de su círculo cercano a las que cree que pueden compartir este espacio con ella para nutrirse, ya sea por su experiencia, por su soporte emocional… Pueden ser madres, suegras, amigas, hermanas, primas… las que ella elija. Se comparte una mañana o tarde, conversaciones entre comidas preparadas para honrar a la mamá y después se establecen dinámicas de grupo que refuerzan el vínculo entre las asistentes, se crea una red de energía y sanación muy potente que acompaña a las participantes durante mucho tiempo. En el caso de las mamás de bebés arco iris, sentir ese apoyo de sus mujeres, sentirse protegida y reforzada en el momento cercano al parto es muy empoderador. Esta es una tradición ritual de los indios navajo de América, los momentos de transición siempre son celebrados y tienen el peso y la fuerza que deben tener, así integramos mejor la metamorfosis que estamos a punto de experimentar.

 

 

Uno de los puntos que siempre comento a otros profesionales que acompañan nuevos embarazos es el tema del vínculo y lo que tú haces me parece un paso sanador y un paso también de vínculo con el nuevo bebé.¿Has realizado holistic bellypainting a una mamá que esté esperando un bebé arcoíris??

Sí. He hecho un sólo trabajo de Holistic Bellypainting de bebé arco iris “consciente” por decirlo así, donde había una petición explícita a sanar ese duelo, pero he trabajado bastantes más, puede que hable del 50% de mis pinturas, en las que durante la sesión la mujer me confesaba este hecho. El duelo gestacional sigue siendo un tema tabú, y muchas mujeres lo esconden bajo un velo de indiferencia porque la sociedad así lo pide (no digo que todas lo vivan igual, hay muchas otras que lo integran desde el primer momento y aunque sea un hecho doloroso en sus vidas no acaba siendo causa de sufrimiento), pero en cuanto se sienten seguras y en un espacio de recogimiento donde se hablan temas tan íntimos como las emociones en el embarazo, las dudas, los miedos… acaban por confesar esta experiencia. No es fácil llamar para hacerte un Belly Painting y dar el paso de contar una historia tan íntima y dolorosa, muchas se quedan sin dar el paso incluso de la experiencia de honrar su cuerpo y su vivencia, y no sólo con ésto, si no con sesiones de fotografía, Blessingways, baby showers o cualquier otro tipo de celebración de la venida al mundo de un hijx o de tu estado de Gracia; hay miedo a que vuelva a suceder, o culpa por deshonrar la memoria del hijx que se fue… cada caso es un mundo y es único, pero yo soy de la opinión de que todo lo que se queda dentro acaba pudriendo las maravillosas posibilidades que están por florecer, hay que sacar, hablar y vaciar para volver a llenar con Amor, a su debido tiempo y bien recogida, eso sobretodo.

 

 

A parte de pintar a mamás embarazas, también pintas cicatrices.  Tenemos pendiente una sesión que espero con ganas ya que siento que va llegando el momento. ¿Qué nos puedes explicar de estas sesiones?

Sí, trabajar el cuerpo femenino es maravilloso. Cuando digo cicatrices no hablo sólo de cicatrices físicas como puedan ser cesáreas, operaciones relacionadas con el aparato reproductor o los órganos sexuales femeninos (útero, ovarios, pechos) o cáncer,  sino también con nuestras cicatrices emocionales como pueden ser los abusos, los partos traumáticos, el duelo gestacional, lactancias fallidas con sentimiento de culpa, complejos físicos… Básicamente se trata de resignificar esas cicatrices, cambiar el sentimiento de corte/dolor/sufrimiento por el de pincelada/Amor/transformación. La mujer me habla de su experiencia en un contexto de confidencialidad y voy dando forma al boceto. Muchas mujeres no nos miramos al espejo del mismo modo después de pasar por experiencias traumáticas que condicionan nuestra feminidad, muchas ni siquiera se miran durante años y huyen de su cuerpo hasta para ponerse crema en el baño… es intolerable. Es nuestro cuerpo, el único que vamos a tener y debemos sentirnos orgullosas de él, llenarlo de formas hermosas y colores nos ayuda a continuar con el proceso de transformación.

 

Un placer querida Elena, compartir contigo y dejarnos conocerte un poquito más.

Encantada de tener un espacio en tu maravilloso proyecto. Espero tener pronto cositas nuevas para compartir con todxs vosotrxs. Te felicito de corazón por tu esfuerzo y el gran trabajo que realizas. Te quiero hermosa, tienes un rinconcito en mi corazón.

 

Este es el contacto de Elena.

www.elenaplaes.com

También puedes encontrarla en facebook  Elena Plaes y en Instagram.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *