Hace 5 años que te fuiste, tan pequeña y tan fugaz, nuestra ilusión, nuestra primera hija Maya.

5 años han pasado, que estaba estirada en cama , en reposo, pero no pudo ser, te fuiste, no me atreví a mirarte.

5 años en los que bajé a las profundidades más oscuras, perdí la confianza en la vida y en mi cuerpo.

Hoy Maya, te sonrío al cielo, eres presencia y ausencia, eres Maestra junto a Aren y Abril.

Hoy Maya, no dueles, la tristeza, la ira, la frustración se han transformado en Amor.

Hoy Maya, te dedico este post, gracias a ti, por estar, por compartir el tiempo que fue, por enseñarme a amar a las estrellas, por ser una guía en mi camino.

Hoy Maya, me pregunto como hubiera sido, como serías, estarías en P4. Pero se que está todo bien.

Hoy Maya, hemos ido al bosque, en la naturaleza es donde encuentro más paz y conexión.

T’ estima la mama,

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *